Este Hombre Viajó A República Dominicana Buscando Al Amor De Su Vida, Pero Ella Lo Rechazó Por Ser Pobre

Compartir en Facebook

En el mundo actual, es usual que lo que las personas no encuentran en su entorno más próximo, lo busquen en Internet. Incluso el amor de su vida. Para las personas interesadas en encontrarlo, existen millones de páginas web dedicadas a crear parejas e incluso aplicaciones de celular que nos incitan a conocer gente a través del mundo. Sin embargo, ya nos hemos dado cuenta devque la mayoría de las veces no es muy buena idea tomar ese camino. Pero existen muchos casos de personas que conocieron al amor de su vida en la web y aún están juntos o se han casado. Bueno, el día de hoy , les traemos una historia que no tuvo final feliz.

Publicidad

 

Uno de los tantos fracasos de la búsqueda del amor en línea es el del galés Glyn Thomas Bailey, quien conoció hace 6 meses a Wilfa Soto Peguero, que vive en República Dominicana. Como pueden ver, son dos personas que viven en países muy distintos e incluso hablan idiomas diferentes. Afortunadamente, el traductor de Google fue una estupenda herramienta para que ambos hicieran posible su amor.

 

Llegó el día en que Glyn se decidió y fue a conocer a Wilfa a su país natal. Wilfa aceptó porque, según sus propias palabras “él había prometido ayudarla a criar a sus 4 hijos”, explicó. Todo iba bien, hasta que Glyn llegó al aeropuerto de Punta Cana y Wilfa se dio cuenta de algo que realmente no esperaba y quedó muy sorprendida al ver que él no tenía ni boleto de vuelta, ni nada de dinero en sus bolsillos. Fue en ese momento cuando el amor comenzó en caída libre.

Wilfa lo llevó a su casa, pero a los minutos publicó un vídeo en las redes sociales pidiendo ayuda y rogando que alguien se llevara a Glyn, porque ella no tenia cómo alimentarlo y él no tiene nada de dinero para ayudarla.

 

Así como lo leen, este galés que voló a República Dominicana para vivir una historia de amor con su novia de Internet ahora está varado en el país después de que ella lo rechazó porque “no tiene dinero”.

Ella ha declarado que aceptó reunirse con el Sr. Bailey porque él admitió que no era rico, pero prometió ayudarla a criar a sus hijos, incluidas dos hijas pequeñas que todavía viven con ella. “Le pedí que me enviara dinero para que pudiera ir a buscarlo al aeropuerto y él nunca me envió nada. Aún así yo pedí prestado dinero para ir a buscarlo” , declaró la decepcionada mujer.

 

En el minuto que se vieron en el aeropuerto Wilfa explica que: “me di cuenta de que vendría con la intención de quedarse aquí y no puedo cuidarlo. Se lo he explicado de mil maneras. Si tuviera mi propia casa, lo dejaría quedarse, pero no la tengo”. Demás está decir que su intención no era encontrar a un hombre por su dinero.

 

En el vídeo que creó para advertir a otras mujeres, decía “Estoy haciendo este vídeo para mucha gente joven, para muchas mujeres, para que aprendan de lo que me sucedió y no intenten encontrar el amor en internet”. Lamentablemente, desconocemos qué suerte ha corrido el galés en dicho país, pero se espera que regrese a Gran Bretaña en un futuro próximo con la ayuda de diplomáticos británicos presentes en República Dominicana.


Publicidad