27 Fotografías Del Efecto Drástico Del Cambio De Las Mareas En Las Playas

Compartir en Facebook

Sin duda, cuando ocurren los cambios en las mareas, el paisaje puede tranformarse completamente en apenas unos minutos. Podemos ver una península convertida en una isla o una playa en un inmenso mar.

Publicidad

Este fenómeno se ha estudiado desde inicios de la historia de la humanidad. En el siglo IV. a.C, Piteas identificó la relación entre la amplitud de la marea y las fases de la Luna y su periodicidad. Luego vendrían Bacon y Kepler quienes intentaron explicar el fenómeno.

Sin embargo, habría que esperar hasta Isaac Newton quien explicó los cambios de las mareas en su totalidad.

Newton hizo varios estudios acerca del comportamiento de las mareas y calculó su altura según la fecha del mes, la estación del año y la latitud.

Es por eso que el fotógrafo Michael Marten decidió registrar distintos lugares del mundo para mostrar las mareas y sus cambios.

Hoy se sabe que la trayectoria que sigue la Tierra alrededor del Sol y la que describe la Luna en torno a la Tierra, no son círculos perfectos, sino elipses.

Cuando la Tierra se acerca al Sol, las mareas se hacen más intensas y lo mismo ocurre cuando la Luna se acerca más a la tierra.

La amplitud de las mareas en alta mar es menor a un metro, pero al estar cerca de la costa, la diferencia es mayor y se registran casos donde sobrepasa los 10 metros.

La energía que se produce por la diferencia de mareas fue aprovechada desde la Edad Media pero hoy en día dejaron de utilizarse por la aparición de equipo eléctricos modernos.

Es una energía natural pero instalar una central mareomotriz puede generar problemas medioambientales entre ellos el aterramiento del río, cambios en la salinidad, además de un impacto visual sobre el entorno.

Las mareas afectan a los mares no solo al agua, sino también a la corteza terrestre pero de manera más imperceptible. El terreno va variando la altura entre 25 y 50 cm dependiendo del lugar donde se mida.

Lo mismo que afecta la Luna a la Tierra, de igual forma pasa al revés con un fenómeno llamativo conocido como frenado de rotación. Eso generó la detención lenta de la rotación de la Luna sobre si misma, por eso siempre es que vemos la misma cara.


Publicidad